Santo Domingo, RD.- El director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA), doctor Víctor Terrero, informó que no han dado resultado todos los intentos por incluir los medicamentos antirretrovirales en la Seguridad Social.

“Tenemos ocho años luchando para que el Consejo Nacional de la Seguridad Social asuma la terapia antirretroviral y las pruebas de laboratorio y todavía eso no es una realidad”, aseguró el funcionario.

Terrero intervino en la “Reunión de socialización del modelo operativo de gestión de suministro seleccionado para la transferencia de los ARV e insumos del VIH al Seguro Familiar de Salud”.

Refirió que el CONAVIHSIDA, junto a la Coalición ONG/Sida y las agencias de cooperación internacional, solicitaron formalmente que el CNSS colocara en su agenda de servicios de salud el tratamiento a las personas con VIH.

“En ese mismo año –recordó- el CNSS emitió la Resolución 292-01, mediante la cual creo una subcomisión destinada a estudiar los aspectos técnicos, financieros y operativos para facilitar que la Comisión Permanente de Salud elevara al CNSS una propuesta viable y sostenible para la inclusión de los ARV en el Seguro Familiar de Salud”.

Terrero, observó que en los años 2014 y 2015 esa comisión presentó los resultados de los estudios que permitieron estimar el costo y la viabilidad del financiamiento de la atención a través de la Seguridad Social.

“Ya estamos en el 2020 y el financiamiento de los antirretrovirales en la Seguridad Social no es una realidad, debido a varios factores”, precisó Terrero.

El funcionario indicó que es inaplazable la inclusión de los ARV en la Seguridad Social para facilitar el logro de las metas previstas en los planes para reducir la epidemia en la República Dominicana.

“Hemos perdido una tiempo envidiable escribiendo propuestas, haciendo reuniones, creando comisiones y subcomisiones y todavía la inclusión no es una realidad”.

Terrero reconoció como un logro la afiliación de 30,623 personas con VIH en el Seguro Familiar de Salud, de las cuales 21,540 están en el régimen subsidiado y 9,035 en el contributivo.

Dijo que la inclusión del tratamiento a los pacientes con VIH es de alta prioridad para el país y la vía más idónea para garantizar la sostenibilidad de la respuesta nacional a la epidemia.

Refirió que la República Dominicana busca, a través de su Plan Estratégico Nacional (PEN) 2019-2023, reducir las nuevas infecciones por VIH en un 50 por ciento y aumentar las expectativas de vida de la población dominicana.

Terrero reveló que la propuesta de inclusión está formulada en el “Modelo de gestión operativo de suministro seleccionado para la transferencia de los ARV e insumos del VIH al Seguro Familiar de Salud”.

“Ese modelo –indicó- contempla la integración de los recursos financieros para la compra conjunta de los medicamentos antirretrovirales, lo que al mismo tiempo se traducirá en una menor presión financiera para las instituciones que hoy asumimos estos costos en su totalidad”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here