Por:Juana Mercedes

SANTO DOMINGO __ Todos lo hemos hecho: poner nuestro teléfono en nuestro bolsillo. Es mejor tener las manos libres. Y además de eso: no podemos dejar que se nos escape de las manos. Sin embargo, ya no deberíamos hacerlo, porque no es bueno para nosotros.
De ahora en adelante es mejor poner tu teléfono en un bolso.

La radiación proveniente de tu teléfono puede hacerte daño, según la investigación del Dr. Devra Davis. Durante años, estudió los efectos de un teléfono inteligente que se usa cerca de la piel. Tu piel es muy sensible a la radiación y otras influencias externas, y estas pueden tener un impacto negativo en tu salud.

Por ejemplo, ¿sabías que la radiación de un teléfono puede afectar la capa protectora de tu cerebro? Además, puede producirse daño en el ADN y tendrás una mayor probabilidad de sufrir depresión. “Echa un vistazo al manual de tu iPhone, literalmente dice que es mejor no usar el teléfono en la piel o en el bolsillo”, explica el Dr. Davis. Un estudio ha revelado que esto puede afectar la densidad ósea en la pelvis. ¡Ponlo en tu bolso de ahora en adelante!

No solo llevar un teléfono en el bolsillo o sujetador es potencialmente dañino; otro hábito arriesgado que muchas personas tienen es cargar su teléfono en la cama. ¿Cargas tu teléfono por la noche? Entonces hay una buena posibilidad de que tu teléfono esté al lado de tu cabeza, pero ten cuidado con esto. Puede ser peligroso si el teléfono se desconecta del cargador y el punto de contacto toca una pieza de joyería. Así que, quítate las pulseras y los collares y no te lleves ese teléfono a la cama.
Con información.

Fuenete: consejosytrucos.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here