EDITORIAL

Las elecciones municipales serán la gran encuesta nacional. Ahí se determinará a los posibles ganadores de las votaciones presidenciales. Es más, dará la medida si alguien se puede ir en una primera vuelta.

El liderazgo pueblerino que va a las elecciones municipales tradicionalmente ha sido olvidado, y no tiene tanto peso cuando se habla de las elecciones nacionales.

Los tres principales candidatos ahora han elevado a los aspirantes a síndicos y regidores al altar de las definiciones. –

Llevaron a cabo una furiosa campaña por todo el país promoviendo a los candidatos municipales, y ahora no se pueden despojar de esa chaqueta. La derrota en estas elecciones, será también, de seguro, en las nacionales.

En el término de tres meses es posible que se hagan reajuste, si las votaciones son reñidas, pero si emerge un partido sepultando a los demás, entonces no hay nada que hacer.

Por protocolo se va a ir a unas elecciones presidenciales, que ya están amarradas.

En los tres principales bloques políticos hay temores.

Las fallidas anteriores elecciones municipales congeló el proceso. No se sabe ahora cómo va a reaccionar el electorado. No hay votos cautivos, cuando se fragmenta la programación original.

De lo único que el pueblo dominicano puede estar seguro es que las elecciones para alcaldes, van a definir el proceso.

También demostrará si la Junta Central Electoral tiene la fuerza de mando suficiente para dirigir este pesado fardo.

Ahora no cabe una suspensión, por irregularidades. De ser así, peligrarían las elecciones congresuales y presidenciales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here