Por:Juana Mercedes

Ciudad de México. _Dentro de las teorías que predicen el fin de la humanidad no puede faltar el supervolcán que podría acabar con el mundo, y aunque esto parezca una trama sacada de una película, la NASA piensa todo lo contrario.

Aunque suene difícil de creer, la agencia espacial estadounidense recientemente alertó que el volcán de Yellowstone, ubicado en Estados Unidos, tiene la potencia para acabar con la humanidad.

El supervolcán es considerado como uno de los más grandes del mundo, se estima que se creó hace 600 mil años y que su última erupción fue aproximadamente hace 175 mil años.

Por esta razón es que los especialistas están preocupados, pues debido al tiempo que tiene sin hacer erupción y a la magnitud de su estructura geológica, el momento en que vuelva a arrojar lava podría ser el fin del planeta.

Sin embargo, antes de que te asustes, la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) tiene un plan para controlar y evitar que este volcán entre en erupción.

Antes de hablar del plan que tiene la NASA para evitar una catástrofe es importante entender porque este volcán representa una enorme amenaza.

En principio hay que decir que se encuentra debajo del Parque Nacional de Yellowstone, que está ubicado entre Wyoming y parte de Idaho y Montana, en Estados Unidos.

Y si te preguntas por qué lo llaman supervolcán es por que tiene una capacidad eruptiva 100 veces mayor que la de un volcán normal.

La última vez que hizo erupción, se estima que expulsó alrededor de mil kilómetros cúbicos de roca y ceniza, creando una caldera volcánica de 64 km de ancho.

Este volcán es catalogado por la NASA como una de las mayores amenazas naturales, porque al estallar desataría un invierno volcánico que provocaría que mundo entraría en hambruna global.

El primer plan para evitar esta erupción es enfriar con agua el magma, vertiendo directamente en el cráter el líquido, no obstante al ser un volcán enorme, esto podría requerir millones de litros de agua, por lo que no sería factible.

Para eso, la NASA tiene un plan B, que consiste en crear un túnel de 10km de profundidad a un costado del volcán para llegar al magma y bombear a alta presión agua, lo que reduciría los litros a utilizar.

El único obstáculo con este plan es que costaría alrededor de 3.46 billones de dólares.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here