Santo Domingo.- Hábitat para la Humanidad República Dominicana, anuncia la postergación por tiempo indefinido del proyecto Jimmy y Rosalynn Carter del 2020, debido a la pandemia del COVID-19.

El 37º jornada del proyecto se tenía programada para noviembre de este año en Santo Domingo, con el apoyo de donantes, así como voluntarios locales e internacionales.

 “Nuestra máxima prioridad siempre ha sido proteger a los voluntarios, colaboradores, donadores y las familias aliadas a las que servimos”, explica Cesarina Fabián, directora de Hábitat para la Humanidad República Dominicana; quien además asegura que la gravedad de la pandemia que se enfrenta en el mundo fue primordial en la decisión, ya que la incertidumbre creada por el COVID-19 dificulta que los voluntarios y patrocinadores puedan participar en el proyecto.

Desde 1984, el expresidente estadounidense Jimmy Carter junto a la ex primera dama, han sido voluntarios y voceros para posicionar la importancia del acceso a viviendas asequibles y dignas para todos, donando su tiempo y liderazgo cada año para construir y mejorar hogares a través del Proyecto Jimmy y Rosalynn Carter de Hábitat para la Humanidad.

Inspirando a millones, ambos han trabajado junto a más de 104.000 voluntarios en 14 países en la construcción, renovación y reparación de 4.390 viviendas.

Aunque por este año se pospone indefinidamente el Proyecto, Hábitat Dominica continúa trabajando para que las familias vulnerables sigan recibiendo servicios a través de los esfuerzos locales de construcción regulares de la organización.

“Seguimos trabajando en el país”, manifiesta Fabián, “actualmente nos preparamos para lanzar una campaña que impactará a las familias vulnerables ante la pandemia, con la entrega de Kits de higiene y posteriormente, Kits de emergencia ante posibles tormentas o huracanes. 

Hay mucha necesidad de vivienda digna en nuestro país y debemos ayudar a las familias que no tienen un lugar seguro al cual llamar hogar”.

Hábitat para la Humanidad tiene presencia en suelo dominicano desde 1986.

La organización ha centrado sus esfuerzos en el mejoramiento y reparación de viviendas a familias de bajos ingresos. Como resultado de su trabajo, se han realizado más de 27.000 soluciones habitacionales e impactado a unas 135.000 personas en el país.

“Agradecemos a los generadores de cambio, quienes, a través de donaciones, la participación voluntaria o siendo voz, apoyan la construcción de una mejor vida para las familias de bajos ingresos de la República Dominicana. Nos queda mucho trabajo por hacer. Hoy, más que nunca, ha quedado demostrado la importancia que tiene una vivienda digna y segura, en donde las familias puedan cuidar su salud. Debemos trabajar muy unidos para bajar el déficit habitacional en nuestro país”, finaliza Fabián.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here