Santo Domingo, RD.- “Ya se acabó la paz”, esa fue la razón expuesta por Christian López, al preguntársele sobre su descontento por la presencia de los autobuses.

El hombre, residente en el municipio de Santo Domingo Este, entiende que estos solo entorpecen el tránsito y que aún no es necesario, a su entender, que estos vuelvan al ruedo.

Para llegar a su trabajo López tiene que circular por la intersección de las avenidas San Vicente de Paul y la Carretera Mella, que por la gran circulación de guaguas y minibuses convierten este tramo uno de lo más caóticos para transportarse la mayor parte del día.

“Ya vi que voy a tener que empezar a salir a la misma hora de antes para no tener que coger pique con estos guagüeros. Sin ellos este tapón que se arma aquí casi ni se sentía, ya se acabó la paz aquí”, decía López justo después de tener una pequeña discusión con uno de los choferes.

En el otro extremo está la opinión de Esther Báez quien se siente aliviada de que las guaguas y minibuses vuelvan a circular con cierta frecuencia.

“Yo tengo que durar casi una hora para encontrar un carro y pagar dos pasajes para moverme del metro a mi casa, ya con las guagüitas me puedo transportar más fácil, menos tiempo y gasto menos pasajes”, exclama Báez.

En el día de ayer, entró en vigencia la Fase II de la desescalada anunciada por el Gobierno en donde se le permitió la vuelta a circulación de los autobuses y micro Autobuses del sector privado, luego del paro por más de dos meses por el brote de coronavirus (Covid-19) en el país.

Quejas por aumento de pasajes

Varios usuarios denunciaron ayer que los pasajes aumentaron entre 5 y 10 pesos sin haberlo anunciado previamente.

Erika Mota, usuaria del transporte público, cuenta que debe abordar  tres carros para llegar a su lugar de trabajo y que con el alza de los pasajes el sueldo que devenga no le alcanza para nada.

La joven, quien trabaja en una casa de familia, cuenta que desde Los Alcarrizos hasta el 9 de la Duarte paga RD$50 y del kilómetro 13 hasta Pinturas paga RD$35, y desde ahí hasta la avenida Doctor Defilló unos RD$40, y hasta la Duarte cobran RD$ 50 pesos, lo que le está afectando su economía, porque por día gasta RD$ 250.

“Gasto más en pasaje que lo que gano”, dice con lamento.

Los usuarios se han quejado con los choferes por el aumento del pasaje, pero estos alegan que si quieren montar menos pasajeros hay que pagarles los asientos vacíos.

Ariel Encarnación, un chofer de la ruta del 9 de la Autopista Duarte, dijo que ahora ellos tendrán menos pasajeros por la incorporación de las guaguas voladoras en esta nueva fase y que no han aumentado los pasajes. “Hoy no me ha ido muy bien, porque ya empezó a operar todo de manera normal, hay que montar menos pasajeros”, dijo.

Tapones

Gran cúmulo de vehículos y varios ciudadanos desde sus carros vociferando improperios cuando uno de los chóferes se atravesaba desde un carril hasta el otro, fue la bienvenida que le dio el municipio de Santo Domingo Este.

Los minibuses que sirven de rutas alimentadoras y se estacionan en los alrededores de la estación Concepción Bona, del Metro de Santo Domingo, se postraron allí por primera vez en meses.

Las rutas de guaguas como la 11, San Luis, Corredor Mella, 99, entre otras, circulaban no al tope de su capacidad, todos con mascarillas y pasaba una por los alrededores de dicha estación cada 8 minutos.

Los choferes de la Confederación Nacional del Transporte (Conatra) fueron los únicos que no se integraron en esta segunda fase de la desescalada económica por el coronavirus, porque alegan que no generarían los ingresos suficientes para cubrir el combustible.

Medidas del Intrant

Angélica Martínez Ortega, técnica de Transporte del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant) dijo que los carros y autobuses deben operar a 60 por ciento de su capacidad teniendo en cuenta que los autobuses de 51 pasajeros transportarán un máximo de 32 personas.

Mientras, los minibuses de 30 pasajeros llevarán un máximo de 18. Y los microbuses de 15 pasajeros transportarán un máximo de nueve. En todos los casos está incluido el chofer.

Otra de las medidas que se deben cumplir es la instalación en las terminales de gel desinfectante y jabón en los baños, para el lavado de las manos.

Durante un recorrido hecho por reporteros de LISTÍN DIARIO en las paradas del kilómetro 9 de la autopista Duarte, los transportistas cumplían con las medidas de distanciamiento impuestas por el Intrant.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here