Madrid, Europa Press.- Científicos del ADN que investigan nuevos patrones de migración de vida marina en el Océano Atlántico descubrieron las huellas genéticas de especies lejos de sus hogares habituales en el sur.

Una especie de raya: la rayo con nariz de vaca brasileña, Rhinoptera brasiliensis, y el pez rey del Golfo, Menticirrhus littoralis, han aparecido cuando el clima se calienta en la ensenada Barnegat de Nueva Jersey, a unas dos horas en coche al sur de la ciudad de Nueva York.

La raya nunca antes se había registrado en los Estados Unidos al norte del Golfo de México; el pez rey del Golfo, similar a una perca, nunca antes se había registrado al norte de la Bahía de Chesapeake, Virginia, a unos 400 kilómetros al sur.

Publicado en la revista Frontiers in Marine Science, el estudio incluyó la extracción de agua de mar dos veces al mes durante dos años y la prueba de material genético: el ADN contenido en las células se desprendió del revestimiento exterior gelatinoso viscoso de un pez mientras nada, por ejemplo, en sus excreciones, en fragmentos de tejido arrojados en combate con un depredador, o después de la muerte o lesiones.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here