Santo Domingo, RD.-El Consejo Económico y Social convocó a reunión a los partidos políticos dominicanos para esta tarde, a las 3:00, en la sede de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra.

La convocatoria fue confirmada por el Partido de la Liberación Dominicana, que de inmediato dijo que asistiría al llamado del CES, dirigido por monseñor Agripino Núñez Collado.

Anoche el expresidente de la República, Leonel Fernández, presidente del partido Fuerza del Pueblo, descartó al CES como una institución con constitucionalidad para convocar a un dialogo político electoral y dijo que no asistiría.

El objetivo de la reunión es llegar a un pacto con el que se supere la actual crisis electoral, que llegó a consecuencia de la suspensión de las elecciones generales municipales.

El pasado 26 de febrero, el Consejo Económico y Social emitió un comunicado en el que expresó su compromiso de contribuir a la necesaria concertación de un pacto político que contribuya a restablecer la confianza necesaria para la celebración de un proceso electoral libre, transparente y democrático en el ámbito municipal, congresual y presidencial.

“Los sectores empleador, trabajador y social representados en el Consejo Económico y Social reiteran su vocación al diálogo y la concertación social para la preservación de la paz y la consolidación de la democracia”, señala el comunicado citado.

El ex presidente Leonel Fernández advirtió anoche que el gobierno, siendo un actor de principal importancia en esa situación, carece de legitimidad para dirigir un diálogo cuyo propósito es precisamente el de supe­rar la crisis de confianza y de enojo que existe con res­pecto al propio gobierno y a las autoridades de la Junta Central Electoral (JCE).

Fernández sostuvo, en un discurso a la nación, que al ser un órgano del gobierno, el Consejo Económico y So­cial está descalificado polí­ticamente para servir de or­ganizador del diálogo, por lo que las consultas que se realizaban entre los actores políticos culminaron el pasado sábado sin un acuerdo de quién debía dirigir los trabajos.

“El gobierno no debe em­pecinarse en desempeñar un rol de mediación, a tra­vés de sus instituciones, en el dialogo tan anhelado en estos momentos por el pue­blo dominicano.

Debe, sim­plemente, limitarse a asu­mir su rol de parte en el proceso, como todos los de­más; y en lugar de generar obstáculos y dilaciones para su realización, contribuir, por el contrario, de manera  franca y sincera a su culmi­nación exitosa en beneficio de todo el pueblo dominica­no”, dijo el ex presidente.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here