Santo Domingo, RD.- El alcalde del Distrito Nacional, David Collado, anunció anoche al país que no utilizará su posición ni su capital político para correr por la presidencia de la República ni pactar otro cargo en el presente proceso electoral, debido a que no negociará sus convicciones y prefiere alejarse antes que traicionar a quienes le debe lo que ha sido y lo que es.

Collado sostuvo que cuando tomó la decisión de no buscar la reelección como alcalde, “les dije que no tenía ningún acuerdo bajo la mesa para ocupar otro cargo. Hoy simplemente lo reitero. Sí, confirmo que he recibido ofertas de partidos, tanto para la Presidencia como para la Vicepresidencia, de mi propio partido y de otros partidos”. 

“Quiero ofrecer mi gratitud a todos aquellos que me han manifestado su permanente apoyo, especialmente a los capitaleños, y también a la gente de diversos lugares del país, hasta de aquellos espacios más remotos de nuestra geografía. A todos quienes han compartido conmigo sus esperanzas con respecto al futuro de nosotros, de nuestro país. Quiero reiterarles que siempre los he escuchado, con mucha atención, cada mensaje, cada palabra,  cada momento, los llevo en mi corazón, siempre muy presentes””.

“Un día como hoy, en 2016, iniciaba un camino que muchos dijeron iba a ser imposible. Pero en 44 días logramos ganar la Alcaldía de la ciudad de Santo Domingo, y en poco menos de 4 años desde entonces hemos logrado hacer Historia””.

“De aquí, desde el Palacio Municipal, les quiero decir que en estos años me he dedicado con todo mi ser al desarrollo de una política de paz y prosperidad, dedicada a la gente en la Ciudad de Santo Domingo. He trabajado con profundo amor y mucho compromiso, haciendo un Gobierno Municipal que resultó ejemplar, y que al presente es  reconocido a nivel nacional e internacional”.

“Hemos logrado traer, a la administración pública de la Ciudad, la transparencia, la reforma institucional, la innovación, y la recuperación de servicios y espacios públicos, entre otros importantes hechos; pero sobre todo hemos logrado el consenso, la unión de fuerzas y la participación ciudadana, logrando así levantar y fortalecer el orgullo y la moral de la capital de República Dominicana”.

“Han sido cuatro años llenos de anécdotas, de recorrer, incansablemente, las calles de Santo Domingo, día a día, de estar cerca de la comunidad y la gente que más necesitaban de la ayuda y el firme compromiso de su Alcalde, mostrándoles que las cosas se pueden hacer de una manera  diferente, y que no por ello no hay esperanza; muy por el contrario, en estos cuatro años hicimos las cosas diferentes y hemos visto que si hay esperanza.

“Como Alcalde, he trabajado con ética y sin colores políticos, mi norte siempre ha sido poner los intereses de la ciudad de Santo Domingo y de los capitaleños por encima de todo y de cualquier interés individual”.

“Siempre, tuve  en mente que lo que se queda en la Historia no es cómo uno llega a un cargo político, sino lo que se construye durante el ejercicio de éste, y mucho más cómo uno deja el cargo. Yo me he propuesto salir con la frente en alto, sabiendo que lo he dado todo por la ciudad sin hacerle daño a nadie, sentirme orgulloso de mí mismo y del trabajo que he hecho. Nunca me ha movilizado el poder. Nunca ha sido mi propósito aprovechar los cargos públicos en beneficio propio, realmente soy una persona sencilla, que vive y siente los problemas como ustedes, y que se maneja por la vida sabiendo que forma parte de una generación, a la cual no se le puede fallar”.

“En diciembre del 2019, les anuncie, desde este mismo lugar, que no iba a correr nuevamente como candidato a Alcalde. Pudiera haberlo hecho, ya que el 85% de aceptación de nuestro trabajo y la intención de voto con un 70% lo permitían; sin embargo decidí dejar la posición de Alcalde y darle paso al relevo, ya que la alternancia política, para mí, es de vital importancia”.

“Y así, con mi propio ejemplo, fue que quise demostrar que es tiempo de cambiar el ‘chip’ político en la República Dominicana. Que los gobernantes deben dejar de pensar que los puestos son eternos, olvidarse de los intereses políticos y recordar que todo se lo debemos a la gente y que es a ellos, a quienes debemos servirle durante los mandatos para los cuales nos eligen y encomiendan”.

“Desde ese anuncio en diciembre muchos han especulado acerca de mi decisión, sobre el camino que seguiré, en especial en los últimos días, ya que hoy 10 de marzo es el plazo límite para la inscripción de una candidatura presidencial. En el último año, todos hemos tenido que observar cómo la imagen de nuestro país y de nuestra democracia han sido mancilladas por dos elecciones de otros tiempos”.

“Recientemente hemos pasado por el quiebre institucional más fuerte que ha tenido nuestro país, y con todo esto, lo único que se ha demostrado es que  la política hoy no está a la altura de las circunstancias y eso no es para nada aceptable”.

“La Historia se repite una y otra vez. Siempre se dan las luchas de poderes, las divisiones de partidos y las alianzas por intereses particulares, y en estos últimos tiempos vimos como los sueños de algunos priman sobre lo que es lo mejor para la gente”. 

“Siento dolor por mi país. Pero debo decir que en todo lo malo se encuentra algo bueno y, en medio de toda esta tormenta, he podido ser testigo y sentirme orgulloso del despertar de la ciudadanía, de la  juventud que se alzó para defender la Patria. Hemos sido testigos de miles de corazones gritando, a la vez, “ya no más” a la política tradicional, reclamando sus derechos, y trazando muy bien sus límites.

“Este movimiento ciudadano nos ha demostrado que la política tal y como la conocemos hoy debe cambiar. La Historia no perdonará a quienes se mantengan ciegos ante los acontecimientos, ni a aquellos que, teniendo en sus manos la oportunidad de hacerlo diferente y de luchar por sus convicciones, no lo harán”

“Como no podía ser de otro modo, he venido reflexionando y analizando, con mucha responsabilidad, cuál debe ser mi rol en este momento de introspección en nuestro país. Es por esto que he asumido el firme compromiso de apoyar a la candidata a alcalde del PRM, Carolina Mejía, en el Distrito Nacional, para que continúe nuestro legado”.

“Me da mucho orgullo la confianza que ustedes me han dado todos estos años. A los capitaleños, por confiarme la ciudad, les estaré infinitamente agradecido. Gracias al buen trabajo de nuestra gestión mi nombre ha llegado a todos los rincones del país, desde donde hemos sentido el apoyo y las ganas que existían de que la opción ‘David Collado’ fuera hacia una campaña presidencial. Realmente les agradezco de todo corazón””, expresó en su discurso transmitido a través de un red de medios de comunicación.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here