Washington, RT.- Mientras cárceles de todo EE.UU. toman medidas preventivas para ralentizar la propagación del coronavirus en sus recintos, algunos estados norteamericanos han optado por liberar presos vulnerables al contagio, tras detectarse casos tanto entre reos, como entre miembros del personal penitenciario.

“En las próximas 48 horas, identificaremos a los reclusos que necesitan ser sacados por sus propias condiciones de salud —si tienen alguna condición preexistente, etcétera—, o porque cumplen condena por cargos menores y creemos que es apropiado sacarlos en este contexto”, afirmó el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, a WCBS.

Su declaración se produjo horas después de que este miércoles un empleado y un presidiario dieran positivo por coronavirus en complejo penitenciario Rikers Island, en Nueva York. Para este sábado, en la ciudad ya se han registrado 21 reclusos —algunos de ellos también en Rikers Island— que dieron positivo por covid-19, reportó The Washington Post.

También resultaron infectados 12 empleados correccionales y cinco trabajadores de servicios correccionales de salud, mientras que otras 58 personas fueron puestos en cuarentena y actualmente están siendo examinadas.

Además, este sábado se detectó la primera infección de un reo de una prisión local federal, lo que supone el primer caso dentro del sistema carcelario federal, según AP.

La situación en otros estados

Por su parte, las autoridades de Los Ángeles (California), han reducido su población carcelaria en un 6 % en las últimas tres semanas, informó este jueves Los Ángeles Times, indicando que para entonces todavía no se había registrado ningún caso de contagio en las instalaciones del condado.

La estadística se explica, en parte, por la libertad anticipada que se está otorgando a aquellos presos que les quedan menos de 30 días de condena. Además, la fiscal de distrito del condado de Los Ángeles, Jackie Lacey, afirmó que se está considerando bajar la fianza a miles de delincuentes no violentos, agregó el periódico.

Otros estados de EE.UU., como Ohio y Florida, también promulgan medidas similares para proteger a sus reclusos.

Mientras tanto, a nivel nacional el número de contagiados por el nuevo coronavirus ya ha superado los 26.700 casos, según los últimos datos de la Universidad de Johns Hopkins (EE.UU.).

Al menos 340 personas en EE.UU. han sido víctimas de la pandemia. Entre los estados más afectados se encuentran Washington (con 94 muertes), Nueva York (76) y California (27).

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here