Natalia Esquivel Benítez, cantautora, escritora y poeta costarricense, muestra la portada de su poemario Arrullos de Sol y Mar. Foto: Cortesía

Por: Natalia Esquivel Benítez

Un homenaje al educador musical y artista costarricense Alberto “Naranjito” Chacón Zumbado

Si hemos de hablar de un músico de corazón, quien trasmitía musicalidad tanto en la ejecución como en la enseñanza de la música, tenemos entonces que rememorar a Alberto Chacón Zumbado (San José, 11 de agosto de 1961 – 05 de mayo de 2021) mejor conocido como Naranjito.  Músico insigne, a quien la motivación por aprender a través de la práctica musical y el empeño de superación, le llevó a transitar por el camino del autodidactismo, aunque también realizó estudios universitarios.

Nuestro querido Naranjito, desde muy pequeño se dejó llevar por la magia de la música.  Se dice que a sus cuatro años aprendió a tocar la guitarra tan sólo viendo a su hermano ejecutarla.  A esta experiencia se le suma el aprendizaje de 21 instrumentos musicales de más, siendo su gran preferido el trombón, el cual, le permitió desarrollarse como profesional en diferentes agrupaciones musicales, siendo la Orquesta Dimensión Tik una de las asiduas en los últimos tiempos.

Su carrera artística como ejecutante lo llevó a transitar desde muy joven en diferentes grupos de la música popular, brindándole una experiencia extraordinaria en la ejecución de ritmos tropicales, en los estudios de grabación y en la parte creativa, como arreglista y compositor.  Habilidades que también puso a disposición en el área educativa.

A los 20 años inicia su labor docente en la escuela Doctor Ferraz ejerciéndose como profesor en Educación Musical y también como director de bandas escolares.  A partir de ese momento, empieza su legado de estudiantes motivados en la música, gracias a la alegría y al entusiasmo que irradiaba en sus clases y en los ensayos de las diversas propuestas musicales.

Alberto Chacón Zumbado, ensayando durante una capacitación de flauta soprano y contralto, junto a docentes de educación musical, en San José Costa Rica.
(19 de abril del 2018) foto por Natalia Esquivel Benítez.

En el ámbito de la composición nos dejó un legado para el acervo cultural y educativo de la Dirección Regional Educativa San José Norte del Ministerio de Educación Pública, a través de la creación de diferentes Himnos escolares de las escuelas como Dulce Nombre de Coronado, el Kínder de la escuela de Dulce Nombre, el Kínder de la escuela José Ana Marín Cubero, la escuela Pio XII. Aunado a esta producción musical, se le suman también los temas de marcha de la Asociación Nacional de Educadores (ANDE), entre otras obras musicales.

Su forma carismática de desenvolverse, su afán de servicio, humildad, y entrega a su profesión así como el respeto con el que se dirigía a los demás, le ganó el cariño de las comunidades escolares, convirtiéndose en un profesor muy querido tanto por el personal académico como por sus estudiantes.

Naranjito fue un músico de corazón, que dejaba su alma en cada nota y en cada interpretación, ya sea en las aulas o en los escenarios se entregaba sin diferencias a esa su pasión, que fue su forma de convivir y existir en este mundo.  Su labor, recuerda el papel esencial de las artes y la música en nuestra sociedad como parte del desarrollo humano y el fortalecimiento a la creatividad y a las tradiciones artísticas y culturales.

Es así como despedimos al maestro, y al mismo tiempo homenajeamos a todos aquellos que se dedican al arte musical y se mantienen firmes y fieles a la chispa de sus sueños.

Sobre la autora de este artículo

  • Natalia Esquivel Benítez es compositora, poeta, educadora musical e investigadora costarricense. Actualmente es (Asesora Regional de Educación Musical en San José Norte y artista nacional). Es autora de canciones con letras propias y poesías musicalizadas de diversos autores, además de piezas instrumentales para guitarra y música de cámara. Cuenta con 4 producciones discográficas y tres libros publicados “Arrullos de Sol y Mar” (Club de libros 2015 y 2021) el cual es un poemario musical para niñas y niños en primera infancia, Música para el niño Preescolar (EUNED, 2017) que es una  Unidad Didáctica para la formación musical y artística de docentes de preescolar y Andamios de lluvia (Poiesis, 2021) poemario.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here